Oración a Dios

Para acercarte a Dios solo debes hablar con él, siempre con la mejor disposición, entrégale tu corazón y recibe su voluntad.

Como Orar a Dios

Orar es hablar con nuestro creador y Dios quiere que le hablemos con la devoción y amor que le habla un hijo a su padre. Solo con Dios podemos tener una charla donde podemos agradecer tantas bendiciones, pedirle no solo por lo material, el más que nadie sabe nuestras necesidades, así que pídele por las cosas que te agobian y pide que guié tu camino.

Aunque Dios sabe toda nuestra vida y problemas, le complace que se lo digamos en la oración, Dios es nuestro padre, amigo y confidente. Siempre que te sientas ahogado, estresado o deprimido, debes orarle y conversar con nuestro padre.

Dios sabe escuchar, solo él nos puede dar el mejor consejo y derramar bendiciones sobre nosotros.

Lo más importante al disponernos a orar y que muchas veces olvidamos es comenzar agradeciendo por un día mas, por una nueva oportunidad de empezar, demos gracias a Dios por las bendiciones que nos das y por su maravillosa creación.

La oración más eficaz es aquella que proviene del corazón, dispongamos nuestra mente y nuestro corazón para hablar con Dios como si habláramos con nuestro mejor amigo y confidente, sin barreras y sin máscaras.

Reconozcamos a Dios y todo lo que él representa en nuestras vidas, expresémosle cuanto lo amamos ya sea en los momentos gratos así como en los momentos de adversidad, él es el padre, el camino y la verdad.

Cuando oremos a Dios y le expresemos nuestras necesidades o problemas, roguémosle para  que se haga su voluntad, no para que haga lo que nosotros queremos,  Él sabe qué es lo que más nos conviene, entreguémosle nuestra vida con humildad para que él se haga cargo, él es nuestro padre y quiere lo mejor para nosotros.

Dios tiene cosas grandes para todos, solo debemos andar de la mano con él, en la oración a Dios es muy importante pedirle siempre que se haga su voluntad.

Nunca te olvides de Dios en ningún momento de tu vida, él es tu padre, tu creador, mejor amigo y consejero. Si siempre camina de la mano del señor y todo estará bien, nunca olvides poner toda tu vida y la de seres queridos en su voluntad.

“El Espíritu de Dios es el que viene en auxilio de mis debilidades, le ruego que venga ahora a mí alma y me ayude a Orar.”

El poder de la oración

Orar es la mejor forma de encontrar a nuestro padre celestial, si quieres encontrar a Dios solo basta una corta oración donde hables con Dios sobre tu vida, él quiere escuchar a sus hijos y siempre tiene tiempo para nosotros.

Siempre podemos encontrar el poder de Dios a través de la oración, es la herramienta que tenemos para hablar con el creador del cielo y de la tierra.

Al Orar con Dios tenemos la virtud de hablar con el poder más grande de sabiduría y amor, donde podemos descargar nuestros problemas, nuestras angustias, él es una fuerza sanadora y rehabilitadora que traerá paz a nuestras vidas.

Al terminar de entregarle todos nuestros agradecimientos y peticiones debemos confiar en el poder de la oración y pedirle a Dios que nos llene con su amor, con su paz y con su fortaleza.

oraciones para orar
imágenes de oraciones

Diferencias entre orar y rezar

Rezar y orar son sinónimos para el diccionario español, pero existen pequeñas diferencias siendo las dos herramientas valiosas para acercarnos a nuestro padre celestial.

Orar es hablar con Dios directamente, rezar es una forma de orar, los rezos son plegarias hacia Dios es una forma donde nos conectamos con nuestro padre celestial a veces a través de oraciones escritas como el Padre Nuestro.

Orar es una forma improvisada donde le agradecemos, le pedimos con nuestras propias palabras a Dios.

Al rezar utilizamos la plegaria relacionada con nuestra petición o agradecimiento, también se pueden hacer las dos a la vez, como hacer una plegaria a Dios y después hablar con él con nuestras propias palabras.

Sea cual sea la forma que te comuniques con Dios, lo importante es la devoción, el amor y la transparencia de tu corazón. Dios quiere que nos acerquemos a él, él tiene en cuenta nuestra intención, la pureza de nuestra alma y no la forma.

Interpretación de la Oración

La oración no sucede simplemente cuando nos arrodillamos o ponemos nuestras manos juntas, nos centramos y esperamos cosas de Dios.

Pensar positivo y desear el bien a los demás es una bella oración. Abrazar un amigo y ayudarlo en momentos de dificultades es una oración. Cuando cocinas para seres queridos y familiares, le estar orando a Dios. Utiliza tu tiempo para ayudar al necesitado o hacer feliz a alguien, estar orando. Cuando das perdón de corazón eso es oración.

La oración es una vibración, un sentimiento como el amor, un buen pensamiento, unas palabras honestas y una voz de alivio. Por eso ora en todo momento y alegraras a Dios

Nota: Recordar no idolatrar formas divinas ni magias, Según las sagradas escrituras la idolatría nos tienta a divinizar lo que no es Dios. No debemos divinizar imágenes y colocarlos en el lugar que solo debe estar Dios todopoderoso creador del cielo y de la tierra.

 

Ayúdanos a compartir la palabra de Dios con todo aquel que lo necesite, también lo puedes compartir por redes sociales como: Facebook, Instagram, twitter y estados de WhatsApp.